Sunday, October 19, 2008

Quedate.

Nula nula, en cero.
El pointeador (o como sea que se llame esta rayita que sige a las letras, recien bautizada por mi como "punteador) parpadeando, y yo, con la cabeza en blanco. La verdad no tan en blanco. Mil cosas que escribir pero no se como empezar...y me acabo de percatar que "punteador" tiene una connotacion algo sexual...(Digase del micro lleno y el cholo mañoso pues)

Hoy extrañe a mi abuelita mas que nunca, ella fallecio hace casi dos años atras y senti como si en algun momento del dia hubiera estado con ella.
Ella me daba los mejores consejos del mundo y siempre, SIEMPRE estaba ahi para lo que mas necesitaba. Recuerdo que siempre nos sentabamos a ver Luz maria para los que no recuerdan; esa novela peruana con Angie Cepeda y Christian Meier de hace mil años atras. Entonces, a las 9- 7 u 8 pm- que creo que empezaba, la llamaba "mamaaa ya empezo la novela" y me hechaba en su falda a ver la novela mientras ella me rascaba la cabeza o jugaba con mis dedos del pie.
Toda la felicidad del mundo estaba en ver la novela con mi mami, por lo general siempre nos quedabamos dormidas las dos entonces yo la despertaba la ayudaba con su cama y cuando se quedaba dormida apagaba la tele, le quitaba los lentes y le deseaba buenas noches con un besito en la frente.
-Hijita no te olvides de rezar.
Como este tengo mil recuerdos y cien lagrimas que se me vienen a los ojos. Mi mamita...como te extraño.




Cuando estaba haciendo la catequesis para la primera comunion una monja de mi colegio, de esas que yo odiaba mas que a nada en el mundo, me dijo algo que por alguna razon y en casi diez años no se me ha borrado de la cabeza, viene a mi de vez en cuando: "Dios en tu vida te quiere demostrar que las personas no son para siempre". Me lo dijo despues de que yo le contara algo de mi vida...
Tenia 10 años, nunca conoci a mi papa biologico porque es de esos que se deshacen de los hijos facilmente, mi mama habia ido a Nueva York, mi abuelito habia fallecido como tres años atras. Entonces vivia con mis hermanas y mi abuelita. Porsupuesto que pense que la monja hablaba huevadas y queria salir corriendo al recreo o a hablar con mis amigas, pero me incomodo y mas que eso debo haber pensado que la monja era un cojuda.
La verdad no fue sino hasta el año siguiente en que mi hermana se caso que lo que me dijo la monja cobro sentido. Mi hermana se habia convertido en una suerte de segunda mama y yo la veia como tal. Cuando se tuvo que ir de la casa ya casada y con bebe en camino era como ver por segunda vez mi mama con las maletas partiendo a N.Y. Seis años despues, solo seis, seria mi abuelita la penultima en dejar la casa de magdalena, mi casita: 18 años de mi vida, risas, lloriqueos, infinitas peleas con mi hermana y ladridos de mi perro encerradas en las paredes del mi lugar favorito en el mundo. Hasta ahora la ultima en dejar esa casa fui yo y se que muy pronto le llegara el turno a mi hermana.

Entonces yo solia, y tal vez aun me queda algo de, aferrarme a las personas. Pensar que siempre estaran junto a ti, que la muerte es algo muy lejano, la gente viaja pero algun dia regresa, los que se quieren de verdad terminan siempre juntos.
Todo esto la vida y muchas tristes experiencias, se encargaron de quitarmelo de la cabeza. Las personas no son eternas y son tal vez los que mas adoras quienes mas rapido y dolorosamente se despiden y quiza ni eso, a veces no hay tiempo para despedidas.
Hoy me siento melancolica mas no triste. Ya no me deprimo tanto como antes, ya tengo a mi gnomo que me desahueva y se encarga minusciosamente (o como se escriba)de dibujarme una sonrisa en la cara, yo se que quiza tal vez no estemos juntos por siempre, pero es lindo imaginar, ilusamente y sin nigun sentido, que el estara conmigo, por todo el tiempo que los otros no lo hicieron.


I (heart) you M.

3 comments:

Fabi's World said...

ay tu abuelita tan linda. Todavia me acuerdo cuando te iba a recojer al colegio. Alucina que me acuerdo su voz cuando decia "gin". :)

kate said...

Me identifico mucho con lo que escribes porque yo tuve una relacion mu parecida con mi abuelita (también veíamos Luz María juntas)

Salía con ella a todos lados y cuando mis tías chismosas me preguntaban: a quien quieres mas a tu mama, a tu papa o a tu abuelita? yo les decía: a mi mamita Inés! (...y es que era así... ella era todo para mí.. mi fiel defensora, mi consejera y mi engreidora)
Incluso por ella es que me llamo: Melody

JR said...

Wouw...!!!

Que linda narrativa y muy emocional.